3 claves jurídicas para constituir una startup

¿Estás pensando en constituir una nueva sociedad empresarial? Tanto si eres un emprendedor como si te enfrentas a un nuevo reto profesional debes tener en cuenta 3 claves fundamentales para que la creación de tu nueva empresa sea todo un éxito.

Desde Iuris Online, la red de abogados especializada en asistencia legal para nuevas empresas, os proporcionamos las 3 claves jurídicas fundamentales para constituir una nueva sociedad empresarial: la importancia de una correcta redacción de los estatutos, la fijación del quórum para la implantación de determinadas decisiones societarias y la limitación a la transmisión de las acciones o participaciones de la sociedad.

En primer lugar hay que destacar la importancia de redactar unos estatutos sociales que se definan a la perfección qué es la sociedad y quién y cómo lo componen. Es importante fijar las bases jurídicas de la empresa desde el principio así como todas las particularidades que formen parte de ella. De este modo se deberá establecer cómo se reparte el capital entre los distintos socios teniendo en cuenta si uno de ellos aporta más que el resto. Hay que evitar utilizar modelos prefijados siempre va en conflicto con los acuerdos de socios y con la realidad de la propia compañía.

En este sentido también es importante el concepto de la marca de la empresa, que debéis registrar lo antes posible en el Registro de Marcas y Patentes correspondientes. Y esto es así porque, registrando tu marca, evitarás que otros empresarios puedan constituir una sociedad con ese mismo nombre.

Otra de las claves fundamentales para forman una nueva empresa reside en el quórum, que no es otra cosa que el porcentaje mínimo de acciones o participaciones que hacen falta para tomar decisiones. En este sentido hay 5 decisiones en las que será fundamental contar con el quórum suficiente para que se tenga en cuenta tu consentimiento. Estas decisiones societarias son:

  1. Nombramiento de administradores: porque es importante que consientas quién es el que va dirigir la empresa.
  2. Ampliación o reducción de capital: porque si hay un nuevo socio que entra en la empresa, te puedes quedar en minoría, de modo que es importante prestar tu consentimiento para ello.
  3. Modificación de estatutos porque: es importante que estés al corriente de posibles cambios que te pueden perjudicar.
  4. Fusión, disolución o absorción de la sociedad: porque en definitiva siempre te interesará estar al corriente de la continuación de la sociedad.
  5. Cambio de objeto social: porque es fundamental estar al corriente de si la sociedad cambia de actividad social.

Finalmente debes tener en cuenta que como socio puedes transmitir tus acciones o participaciones sociales a otros socios o terceros, pero teniendo en cuenta una serie de límites: tanto si la transmisión es voluntaria, forzosa (por ejemplo a través de un embargo) o  mortis causa deberán establecerse los límites en la medida de lo posible, para que los nuevos socios no interfieran en tu concepción de la empresa.

Con estas claves la constitución de tu nueva empresa será todo un éxito, pero si tienes alguna duda más no dudes en ponerte en contacto con Iuris Online, dónde estaremos más que encantados de ayudarte con tu nuevo proyecto.

Consultas y comentarios

  • Interesante artículo! Actualmente se están poniendo muy de moda las startups y este artículo puede ayudar mucho!

    Kira28 septiembre, 2015

Deja un comentario


*