Guerra entre empresas de eventos

IURIS on line asesora a varias empresas dedicadas a la celebración de eventos en fincas. El sector sufre una ambigüedad importante en su legislación. Entre directivas europeas, legislación nacional, comunitaria y autonómica los empresarios luchan por intentar ejercer su actividad, en un negocio en auge que no debe cercenarse en una situación económica como la actual.

Las bodas en fincas cada vez son más demandadas

Recientemente el Tribunal de Defensa de la Competencia de la Comunidad de Madrid desestima la pretensión de expedientar a las empresasa que realizan eventos en fincas. Considera que no se dan las condiciones necesarias. Para tal cosa es necesario que se vea afectado el interés público, es decir, el de los usuarios, no el de los comerciantes. En este caso se considera que, lejos de verse afectados negativamente, los clientes eligen la celebración de eventos en fincas que, precisamente por su naturaleza rústica, no están imbricadas en el entramado urbano de las ciudades y tienen condiciones de uso distintas.

Este asunto en realidad es un conflicto de intereses entre empresas privadas, y no una reclamación de quienes cumplen la ley contra los que no lo hacen. Por tanto la Administración, tanto local como regional, no debe tomar partido por una de las partes, y de hecho no lo está haciendo.

La vertiente jurídica del mismo, lejos de ser clara, tiene muchos vacíos, ya que por ejemplo, no es necesario disponer de licencia alguna para traer un catering a casa, o para alquilar una finca a terceros. Por otra parte, los empresarios que organizan eventos en fincas, están deseando encontrar una regulación adecuada que aporte seguridad jurídica a tanta inversión y puestos de trabajo.

Hoy por hoy, son muchos los clientes que a través de IURIS on line están buscando soluciones individuales para cada situación concreta, pero lo ideal sería encontrar un marco jurídico que regule este fenómeno.

Deja un comentario


*